Muy gracioso el ministro

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Muy gracioso el ministro

Mensaje por jesus el 17/2/2012, 22:38

Resulta un tanto frustrante, por no decir irritante, insano, descabellado, un tanto canalla y algo repulsivo, que te planteen una solución a un problema de enjundia, y luego te vengan con que todo era una especie de macabra maniobra populista. Me recuerda el viejo chiste de la ciega, que tras prepararla, mentalizarla, convencerla y esperanzarla de que recuperaría la vista con una simple operación, la pobre dice: “No veo nada”, y sus familiares le cantan con desdén: “¿pero te lo habías creído?”
Gallardón ha confundido las fechas, ha debido pensar que los carnavales coinciden con los santos inocentes, vamos que se ha sacado de la manga un 28 de diciembre especial para los estudiantes de Derecho. No sabría si atribuirlo a su estulticia aparente, a sus modales de dandi desfasado, o simplemente es que ha recibido el tirón de orejas de los colegios profesionales de la esfera nacional. El caso es que me ha resultado un tahúr del Manzanares, un trilero de barrio comercial.
Donde dije digo, digo Diego, así parece que se desmarca de su promesa con aires de generosidad liberal, cuando en realidad lo único que estaba haciendo era reconducir un atropello institucional hacia el sendero de la legitimidad más absoluta. Pues no, ahora va y se desdice, elude el compromiso y se muerde la lengua sacada a paseo en un momento que debería haber mantenido guardada tras los labios leporinos. Y digo leporinos por que lo veo más acondicionado a la etimología que viperina. La segunda sería una lengua bífida, que hablara dos versiones distintas, pero los labios leporinos me resultan más acordes: se parten en dos, y se encaman para escurrir el bulto. Vamos, que hace lo que las liebres cuando no está discutiendo si son galgos o podencos.
¿Pues sabe lo que le digo señor ministro? Que con los sentimientos de la gente no se juega, que la economía española es un fiel reflejo de la que puede ostentar un padre de estudiante, o uno mismo si ya ha alcanzado la emancipación y se debe costear sus propias incursiones por esos laberintos de lo que se ha venido en llamar master de abogacía, y que no es más que una pasantía remunerada para los colegios de abogados, y una sangría con tintes de latrocinio para aquellos que estamos metidos en estas dunas del derecho, y digo dunas por lo cambiantes, por sus desplazamientos o mudanzas.
avatar
jesus

Masculino Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 14/12/2008
Localización : en mi casa

http://hotmail.tusblogos.com/Primer-blog-b1/profile-Admin-b1-use

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.